viernes, 23 de marzo de 2012

Probióticos, aliados de nuestras defensas

Probióticos, los aliados de nuestras defensas



Se considera que el sistema inmunitario no está maduro hasta los dos años, por eso los peques enferman tanto, simplemente están madurando sus defensas. A partir de los dos años, la microbiota (flora intestinal) establecida suele ser definitiva.

En poblaciones muy longevas se ha estudiado que la alimentación favorecía el mantenimiento de una flora intestinal rica (poca carne y más pescado, frutas y verduras). Para envejecer bien, necesitamos tener una flora intestinal en buen estado (también lo estará nuestro sistema inmune)

La flora intestinal es la encargada, entre otras cosas, de la síntesis de vitaminas: Vit. K (coagulación), Vit B12 (separación de xenobióticos). Sabemos que el 70 al 80% del sistema inmunitario se encuentra en el tubo digestivo.



Una disbiosis (deterioro de la flora) puede causar un síndrome de hiperpermeabilidad, con intolerancias alimentarias. Entonces el sistema inmune concentra todo su potencial a nivel intestinal quedando el resto desprotegido.
En situaciones como la toma de antibióticos, tratamientos con corticoides, intolerancias alimentarias, infecciones de repetición, candidiasis vaginal, envejecimiento, es necesario reforzar nuestra flora intestinal para fortalecer nuestras defensas.

Por otro lado cada vez nos encontramos con más intolerancias alimentarias al gluten y a la lactosa. En realidad se trata de un aumento de la permeabilidad de las vellosidades intestinales que hacen que nos sensibilicemos a algunos alimentos y la solución es fácil, proteger la integridad del ecosistema intestinal.

¿Cómo? Con la toma diaria de probióticos.



Los probióticos son microorganismos que nos benefician, nos protegen de la entrada de patógenos, mantienen un pH adecuado dentro del intestino y las mucosas (urogenital, ORL) para que los gérmenes patógenos no nos colonicen. A cambio ellos se nutren de nosotros y nos aportan vitaminas (simbiosis) y nos ayudan en la lucha contra microorganismos patógenos, mejoran las defensas inmunitarias, disminuyen las alergias alimentarias, eliminan toxinas, sintetizan vitaminas...Pero cada vez hay mayor evidencia científica de su papel protector en el cáncer. Absorben xenobióticos y sustancias mutagénicas (con poder cancerígeno), y regulan la angiogénesis (regulación de la microcirculación intestinal)

Cuando la microbiota normal (flora intestinal) se desequilibra, las cándidas (que normalmente conviven en nuestro organismo) se hacen fuertes, atraviesan las paredes del tubo digestivo y pueden llegar a otras mucosas (vaginal, boca) incluso al cerebro, produciendo desde muguet bucal, candidiasis vaginal hasta neurotoxicidad a nivel cerebral, interactuando a nivel de receptores en la neurotransmisión, por ejemplo, de Dopamina, haciendo que la persona afectada se sienta muy cansada y sin energía para el día a día.

Amén de lo expuesto el estrés también modifica la microflora con lo que todos somos candidatos a protegernos con la toma diaria de un probiótico. El tipo depende de qué necesidades o síntomas tengamos, por eso la variedad de productos en un mismo laboratorio, no vale el café para todos, hay que seleccionar bien la cepa idónea.

Hoy en día disponemos de una tecnología que nos permite que cada cepa llegue a donde tiene que hacerlo: los lactobacillus al intestino delgado y las bifidobacterias al grueso.

Existe un probiótico para cada edad y situación:

- Niños: diarrea de guardería y resfriados.
- Mujer adulta: infecciones urogenitales de repetición.
- Embarazo: estreñimiento, preparación del canal del parto.
- Deportistas: protección de la isquemia intestinal y refuerzo inmunitario.
- Adultos: estrés y sistema inmunológico, comidas rápidas, gases.
- En convalecientes de antibioterapias o corticoides prolongados: protección inmunitaria.

Además nuestro intestino es nuestro segundo cerebro y en él se sintetiza el 80% de la serotonina, un neurotransmisor que regula las emociones. Dime cómo está tu humor y te diré cómo es tu flora…


Aniversario de Novadona Espai de Salut.
Deu i Mata. 118-120 Entlo 3ª
08029 Barcelona


©2012 By Dra. Inma González para Homeopatía Viva. www.novadona.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejarnos un comentario.

Sígueme en tu mail