lunes, 21 de enero de 2013

Micronutrientes para el estrés

Micronutrientes para combatir el estrés


El estrés es causante de muchas enfermedades.

Antes una situación mantenida de estrés, nuestras glándulas suprarrenales producen más adrenalina y cortisol y esto en una situación mantenida va a comprometer a nuestro sistema inmunitario. Nuestro organismo va a estar más indefenso ante cualquier proceso infeccioso o degenerativo, los linfocitos van a ver inhibida su producción, los leucocitos disminuyen su actividad y el timo disminuye su tamaño.

Lo ideal es estar en una situación de Homeostasis o mejor aún "homeodinamia", es decir, poder irnos adaptando a la situación de estrés, dado que el modo de vida actual es imposible sin estrés.

Pero no sólo el sistema inmunitario va a verse perjudicado, también el sistema endocrino, cardiovascular y digestivo pueden hacernos malas pasadas.

Recordemos que las hormonas que dependen de las glándulas suprarrenales son:

  • cortisol.
  • Andrógenos : DHEA, testosterona...
  • Aldosterona (mineralcorticoide)
  • Progesterona
  • Estrogenos


Por eso una situación de estrés puede ser la causante de una anovulación, infertilidad, retención de líquidos, exceso de vello...

Qué micronutrientes nos pueden ayudar?

Como apoyo adrenal:

  • Eleuterococo: De uso tradicional en Siberia y zonas frías de China, el eleuterococo (Eleuterococus senticosus) es una planta adaptógena, es decir, nos permite afrontar y adaptarnos a situaciones difíciles para nuestro cuerpo, como la fatiga o el estrés.
    Entre sus diversas acciones, destaca el efecto estimulante del sistema nervioso central, aumentando el rendimiento físico y mental. También aumenta de forma inespecífica nuestras defensas.
  • Avena: Es uno de los alimentos más completos; ayuda a mantener un peso óptimo y rendir más, elimina el cansancio y el insomnio y evita el estrés.
  • Rhodiola: posee diversos efectos aparentemente distintos pero que pueden englobarse bajo el término de “adaptógeno”, es decir un producto natural capaz de aumentar la resistencia del organismo al estrés, trauma, ansiedad o fatiga, normalizando el funcionamiento fisiológico sea cual sea el mecanismo de acción del agente estresante y sin modificar las funciones corporales normales más allá de la requerida para normalizarlas.



Como apoyo inmunitario:

  • Cordyceps:Posee una acción antidepresiva que ejercita dos niveles, como gestiona el stress modulando la liberación hormonal de las glándulas suprarrenales y como inhibición de la monoaminoxidasa (enzima que destruye la serotonina, dopamina y norepinefrina), por lo que se puede usar tanto en depresión como en insomnio, miedo, ansiedad y sensación de vacío.
  • Reishi y maitakeEl Reishi ha sido recomendado tradicionalmente por los especialistas en hierbas, chinos y japoneses, para el insomnio debido a su "factor de promoción de sueño". Su uso continuado promueve las ondas bajas de sueño. El Reishi es prescrito en China para un gran número de afecciones psiquiátricas y neurológicas, incluyendo los músculos, anorexia, y la debilidad que sigue a enfermedades largas.
  • Astrágalo: también llamada huang qi, es una hierba china tradicional usada por miles de años para tratar el estrés físico, mental y emocional. 
L-teanina:

La L-teanina es una sustancia, que está en el té verde. En concreto se trata de un aminoácido presente en esta variedad de té, y que es muy complicado de encontrar en otros alimentos. En Japón es algo que se utiliza desde hace siglos, y siempre se ha ofrecido como una sustancia independiente del té verde. En la actualidad es algo que podemos encontrar en herboristerías y tiendas especializadas, ya que se han demostrados sus efectos en trastornos como la ansiedad, pero no se trata de un relajante como otro cualquiera, sino que es un tanto especial, pues los efectos que tiene en nosotros son diferentes.


GABA:

En 1999 el cardiólogo estadounidense Robert C. Atikins, creador del método nutricional de Atkins, describió el GABA como el tranquilizante perfecto y lo denominó "Valium natural" en su libro Vitranutrientes. Luego se  comprobó que al ingerir GABA disuelta en agua el cerebro comienza a producir una mayor cantidad de ondas alfa, lo que propicia que el organismo se relaje y el estado de ánimo mejore como consecuencia. De esta manera se determinó que el ácido gamma-aminobutírico es una opción altamente efectiva para contrarrestar los efectos del estrés.

Otras cosas importantes:

Tú eres el único que puede gestionar el estrés al que te ves sometido. Estos remedios pueden ayudarte, pero tu actitud ante la presión va a ser lo más determinante:


  • Respira: concédete a lo largo del día pequeños espacios para realizar respiraciones profundas, visualiza la situación y piensa en positivo.
  • Haz ejercicio: runnig, spinnig o danza del vientre, aquello que te guste y te relaje.

  • Regálate espacios de ocio con los amigos: una cerveza con tertulia puede ser más terapéutica que una sesión con tu psicólogo y más gratificante.
  • Cambia de rutinas, de ambientes. Las cotidianidades son aburridas.
  • Practica la natación: Nadar reduce el estrés, ya que adentrarse en el silencio de la piscina, nos ayuda a desconectar de nuestro trabajo y día a día, y esa relación que establecemos con el agua, al nadar, al bucear, nos da la oportunidad de parar por un momento nuestra cabeza de pensar en preocupaciones. Si a eso sumamos los beneficios que supone para nuestro cuerpo, a nivel muscular y articular, merece la pena dedicar dos o tres días a nadar un rato.

  • Yoga kundalini: A nivel fisiológico se le asocia con un flujo del sistema nervioso central, desde la base de la columna vertebral hasta los “centros superiores”: el cerebro y las glándulas pituitaria y pineal. Desde aquí se regula todo el sistema nervioso y endocrino, así como el adrenal. Además de los beneficios del ejercicio y la respiración podemos ejercer un control energético de nuestro sistema endocrino, nervioso e inmunitario.










Sígueme en tu mail