viernes, 26 de octubre de 2012

Mujer y micronutrición II

 Dra. quiero ser mamá ¿Qué me aconsejas?
La dieta epigenética




La epigenética (del griego epi = en o sobre y genética) estudia todo lo relacionado con los factores no genéticos que intervienen en la regulación heredable (expresión génica) pero sin tocar el código genético, o sea, sin cambios en la secuencia de nucleótidos (ADN)

Cualquier modificación que altere la estructura de un gen, sin modificar su secuencia básica, puede ser un cambio epigenético, Los dos más frecuentes son la metilación y la acetilación de las histonas.

Las histonas son las bolas alrededor de las cuales se enrolla el ADN, si no no cabría en nuestro organismo.

Éstas se metilan o acetilan. Según Manel Esteller* “si los genes fuesen palabras sueltas, la epigenética representa los puntos, las comas y signos de ortografía que nos permite entender una secuencia.

La ventaja de la epigenética es que en ella todo es reversible.

La metilación es el principal proceso epigenético. Es fundamental para que un gen se exprese o se silencie. Es responsable de la “plasticidad fenotípica”, pudiendo provocar alteraciones en la transcripción genética sin necesidad de producir alteraciones en la secuencia de ADN.

Las reacciones de metilación son reversibles, a diferencia de las mutaciones genéticas.



*Manel Esteller es director del laboratorio de Epigenética del Cáncer del programa de patología Molecular del centro nacional de Investigaciones Oncológicas.

Un déficit de donantes de metilo puede dar lugar a alteraciones en la metilación del ADN, de las histonas, de los ARN, con posibilidad de modificación de la expresión de los genes y su posible inestabilidad.



Un defecto de la génesis de nucleótidos puede dar errores en la replicación del ADN así como acúmulo de mutaciones por falta de reparación del ADN.

Un aumento de la homocisteinemia, producido por el déficit de folatos puede aumenta el riesgo de oxidación de los lípidos y del ADN.


Todas estas alteraciones darán lugar a los mecanismos fisiopatológicos comunes en enfermedades cardiovasculares, cánceres, transtornos neuropsiquiátricos, complicaciones en el embarazo...

Una complicación epigenética durante el desarrollo fetal y postnatal debido a carencias alimentarias y un capital metilo deficiente pueden dar lugar a mayor vulnerabilidad a síndrome metabólico, obesidad, HTA, enfermedades CV, diabetes tipo 2...

Los últimos estudios en epigenética demuestran que si intervenimos antes de la concepción sobre el estado micronutricional de los futuros padres, puede disminuir el riesgo de transmisión familiar de riesgos de contraer algunas enfermedades (obesidad, enfs. metabólicas y ciertos cánceres)

Para tener un buen capital metilo son necesarios:
·         Vit B9

·         Homocisteína
·         B12
·         Zinc plasmático





El consejo epigenético debe seguirse al menos dos meses antes de la concepción y durante todo el embarazo.

www.novadona. com

Sígueme en tu mail