jueves, 11 de octubre de 2012

Cuidados a flor de piel


Tips sobre la piel menopaúsica






Entrevista para la Revista Mía de Octubre

¿Qué diferencia hay (aparte de la edad) entre la piel de una mujer menopáusica y la de alguien que aún no ha entrado en esta etapa (imagínate, dos mujeres de la misma edad, unos 45 años, una con
menopausia y otra no?

Sí que hay diferencia. La piel tiene receptores para las hormonas femeninas, los estrógenos. A medida que las hormonas disminuyen, durante el climaterio y en la menopausia se producen una serie de cambios en la piel y el cabello:
La piel se deshidrata, se vuelve inconfortable, seca y rugosa.
La dermis se afina, se vuelve más frágil y pierde su elasticidad.
Las arrugas son más profundas y la piel del cuello se hunde. La piel se relaja particularmente en la parte inferior del rostro. Está menos firme porque las fibras de elastina y de colágeno se degradan.
La piel pierde su luminosidad. El tono deja de ser uniforme, ya que la renovación celular no se realiza.
Aparecen manchas oscuras sobre la piel.

¿Existe algún tratamiento para mantener bien la piel que sea específico para mujeres menopáusicas?

Si, tenemos cremas y serums que contienen genisteína, una isoflavona de soja que tiene apetencia por los receptores estrogénicos de la piel y realiza los mismos efectos.



También se realizan en consulta peelings con alfahidroxiácidos, ácido fítico y vitamina C que aceleran el tournover celular que se pierde con la edad, y promueven la síntesis de colágeno tipo IV y ácido hialurónico al estimular las células fibroblastos y queratinocitos.

La mesoterapia con activos antioxidantes y ácido hialurónico que enriquecemos con antioxidantes, aminoácidos y otros coadjuvantes es un auténtico cóctel de juventud. Realiza una bioestimulación cutánea, nosotros introducimos en la piel mediante una microagujitas estos sustratos para que sea la propia piel la que se regenere. El resultado es una piel radiante y luminosa, más firme e hidratada.

El Plasma Rico en Plaquetas y Factores de Crecimiento es el tratamiento estrella en la Menopausia. Consiste en hacer una pequeña extracción de sangre que se centrifuga para obtener el Plasma Rico en Plaquetas y factores de crecimiento que se inyectan, junto con colágeno, en cara, cuello y rostro. Es un tratamiento muy seguro y eficaz.

En tres sesiones, una al mes, los resultados son espectaculares, y no tiene efectos secundarios ni produce rostros recauchutados ni congelados.

A la hora de tratar las arrugas y la flacidez, ¿qué errores principales comenten estas mujeres?

Primero, se han de proteger del sol. De qué te sirve pasarte el invierno cuidándote y haciéndote tratamientos si después te expones al enemigo nº 1: el sol.

Después hay que tener cuidado con las dietas drásticas o poco equilibradas.

A esta edad enseguida se pierde tersura en la cara y el cuello.

Y en tercer lugar hay que huir de tratamientos que ofrecen resultados de rostros hinchados, sin expresión, labios que no se mueven. El médico-estético es, en cierto modo, artista y debe proporcionar resultados naturales y armoniosos. A mis pacientes no les gustan algunas caras que se ven en televisión, y me piden resultados naturales.

Otro error es tratar sólo la cara y abandonar el cuidado de cuello y manos, hay mujeres que sólo se ponen cremas en la cara. Nuestros tratamientos son integrales: cara-cuello-escote-manos.
Pero en cualquier tratamiento facial la nutrecéutica es fundamental, el aporte exógeno de micronutrientes que complementen una dieta equilibrada.


Una piel luminosa y radiante es el reflejo de una dieta sana y el ejercicio aeróbico es el complemento ideal para oxigenar nuestros tejidos.

© by Dra. Inma González.
Directora de Novadona Espai de salut
Dra. Inma González
Tel. 934198676


Sígueme en tu mail