martes, 11 de octubre de 2011

Medicina Regenerativa. Plasma Rico en Plaquetas: medicina del futuro



Medicina del futuro: Plasma Rico en Plaquetas PRP


¿Qué es el PRP?

El Plasma Rico en Plaquetas o PRP  es una de las últimas y novedosas  técnicas de regeneración celular. Basado en las propiedades que poseen las PLAQUETAS, descubiertas en las ultimas décadas, de secretar una sustancia  llamada Factor de Crecimiento (FC ) el cual es el responsable de drásticos cambios celulares incluidos el reclutamiento de Celulas Madres Periféricas  y el "despertar " la reproducción celular conocida como Mitosis. A diferencia de otros  tratamientos médicos corrientes no es un medicamento, no es un producto de síntesis natural o artificial, sino sencillamente consiste en “cocechar ' e " implantar " sus propias células encargadas de la regeneración celular en el lugar adecuado y en una cantidad imposible de lograr por su cuerpo por si sólo. Esto que realizan a deportistas de élite con rápidas y asombrosas recuperaciones, ya está al alcance de cualquier bolsillo.

El Plasma Rico o PRP es un tratamiento con  posibilidades de aplicación en muchas patologías o enfermedades del cartílago articular, tendones, ligamentos y huesos.

En Medicina Biológica tiene un futuro prometedor como técnica preventiva del envejecimiento cutáneo, en pacientes que presentan los primeros síntomas pero no quieren implantes de sustancias extrañas al organismo, bien porque no las toleran, bien por los resultados poco naturales o de “recauchutado” que producen en el rostro.

En Medicina Biológica se está utilizando esta técnica biorregenerativa tanto para el envejecimiento cutáneo, provocando una bioestimulación absolutamente natural e inocua, como en casos sumamente difíciles de desgaste articular en caderas , rodillas, hombros y  tobillos, así como en tendones como los espolones calcáneos y tendinosis (tendinitis crónica) del Aquiles, codo y muñeca.

Considerado un Biomaterial autólogo, el PRP es el método más fisiológico y natural de estimular el crecimiento de los fibroblastos, células dérmicas encargadas de la síntesis de colágeno , elastina y ácido hialurónico, componentes esenciales de la matriz extracelular.

También en pacientes preocupados por tener una Madurez Saludable, tanto física como mentalmente y que quieren envejecer con dignidad, conservando parte de lo que fueron.
Por supuesto una Historia Clínica y pruebas complementarias pertinentes y detalladas nos darán la información necesaria para conocer la idoneidad para este tipo de Terapia Biorregenerativa.

Aplicación en Medicina Estética:


En Medicina Estética su utilización, favorece la reepitelización, disminuye las molestias y mejora los resultados tras la realización de cualquier tipo de peeling (ácido glicólico, tricloroacético, fenol, etc.)
Su aplicación con la técnica de mesoterapia también ha demostrado ser muy beneficiosa. La mesoterapia ocupa un lugar destacado en el arsenal de las terapias preventivas del envejecimiento facial. Es una técnica de administración local de medicamentos (seguros y en dosis mínimas) que consiste en la aplicación de múltiples microinyecciones en la dermis lo cual nos permite salvar la barrera córnea cutánea.

Puesto que una de las más importantes manifestaciones del envejecimiento cutáneo es la aparición de las arrugas, la aplicación mediante mesoterapia de factores de crecimiento solos o combinados con otros fármacos nos permitirá aportar principios activos que activan la regeneración celular de la piel -especialmente de queratinocitos de la capa basal y fibroblastos -y estimulan la producción de glicosaminoglicanos, fibras colágenas y elásticas necesarias para sustituir las estructuras alteradas.

En resumen, podemos decir que los factores de crecimiento FCE regulan la remodelación de la epidermis y de la dermis y tienen una profunda influencia sobre la apariencia y textura de la piel. Se ha comprobado que la aplicación tópica, o la inyección subcutánea de FCE produce fuertes cambios sobre la piel envejecida: restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor, recupera la consistencia elástica, mejora la afluencia vascular, estimulando las secreciones e incrementando la tersura y apariencia de la piel. Por otra parte, el engrosamiento nunca sobrepasó los límites normales de la piel joven, lo que demuestra su carácter regulador. El uso de PRP  permite, por tanto, un tratamiento con tejidos del propio paciente (sangre centrifugada) prácticamente exento de riesgos y que puede ser realizado, en la mayoría de los casos, de forma ambulatoria.



Un poco de Historia…
El primer factor de crecimiento - descubierto en 1960 - fue denominado Epídermal Growth Factor (EGF) o factor de crecimiento epidérmico (FCE) nombre que indica su capacidad de inducir la proliferación celular en cultivos de células de la epidermis.

Los factores de crecimiento epidérmico (FCE) venían siendo obtenidos por bioingeniería genética y utilizados en la cicatrización de quemaduras, aplicaciones post-peeling o incorporados a los cosméticos. Más tarde, su aplicación en odontología y en la cirugía de los implantes hizo desarrollar un método de obtención a partir de la propia sangre del paciente. Es decir, se realiza una extracción sanguínea al paciente y se centrifuga la sangre. Se separa del tubo de ensayo la fracción correspondiente al concentrado de plaquetas o Plasma Rico en Plaquetas (PRP) y a éste se le añade una cantidad mínima de gluconato de cálcico que provoca la transformación del fibrinógeno en fibrina y la formación, a los 5 minutos, de un coágulo blanquecino. La degranulación de las plaquetas -con la consiguiente liberación de los factores de crecimiento que están dentro de su citoplasma- aparece a las pocas horas y tienen una vida media de tres días.

Si el coágulo plaquetario (rico en factores de crecimiento) se mezcla con partículas de hueso se liberan los factores de crecimiento y estos son los encargados de estimular la producción de hueso en ese lugar. Otra aplicación de gran utilidad es como cicatrizante. La aplicación de factores de crecimiento o de plasma rico en plaquetas (PRP) acelera la producción de tejido fibroso y mejora la cicatrización.

Qué otras aplicaciones tiene en la actualidad?

Puede ser aplicado exitosamente en las articulaciones dolorosas y/o dañadas de la cadera, rodilla, hombro, cuello y columna vertebral, tobillo y pie, así como en aquellas afecciones de tendones y ligamentos; mencionamos las más frecuentes como espolones calcáneos, hombros congelados, bursitis, roturas de tendones. En general, todo aquello que no ha podido ser curado con otros tratamientos o que requiera una cirugía que el paciente no quiera hacerse.
Se realiza un implante al mes para dar tiempo a las células de reproducirse al máximo, se necesitarían de tres a cuatro implantes en las articulaciones "grandes " como la rodilla y la cadera y menos en otras menores o daño / ruptura de tendones.   El implante se realiza con las más rigurosas medidas de asepsia, en la zona afectada y sin dolor.

Inicialmente se requiere dejar de tomar antiinflamatorios (AINS) que interfieren con la capacidad del organismo de regenerar tejido, una vez que el PRP empiece a actuar, el paciente afecto de artrosis no necesitará estos medicamentos que, además, no curan sólo quitan el dolor, pero que tienen graves efectos secundarios. La mayoría de los pacientes dejan de consumir medicamentos antiinflamatorios al final del tratamiento. 
Se puede continuar con el ritmo de vida normal, a medida que desaparezca el dolor, y se regenere el tejido afectado.

Simultáneamente a este tipo de Terapia es bueno empezar o continuar el ejercicio físico para promover el resultado del PRP y mejorar la salud, tal vez perder esos kilitos de más, las articulaciones  lo van a agradecer, el paciente se va a ver mejor y los demás también. 


¿Cuál es el actual estatus de este tipo de Terapias regenerativas?

El uso del Plasma Rico en Plaquetas ( PRP) es un tratamiento aprobado por la FDA americana ,además ha sido estudiado y probado clínicamente con anterioridad en diversas áreas de la medicina tales como la cirugía bucal y dental, cirugía plástica, cirugía ortopédica, neurocirugía, cirugía cardiotorácica, y en oftalmología.  En la actualidad se aplica en varios países europeos como Alemania, Francia , Suiza e Inglaterra aparte de en nuestro continente se ha aplicado en los Estados Unidos en Canadá , Brasil y Argentina.


En Novadona somos pioneras en este tipo de Terapias Bioregenerativas. Aprovechando nuestros conocimientos en Homotoxicología y Medicina Biológica conseguimos resultados espectaculares a nivel de Regeneración Celular Facial y Corporal.


(C) Dra. Inma González para Médicos y Medicinas.Noviembre 2011
www.novadona.com


Medicina cuántica. Sistema SCIO. Biorresonancia.







Es un sistema diagnóstico y terapéutico que testa el equilibrio energético de las células de un organismo vivo a través de la biorresonancia, gracias a la propiedad de cualquier célula de emitir ondas electromágnéticas propias, mediante un sistema de biofeedback, hau un intercambio de información de frecuencias entre la persona y el sistema scio.

 El sistema Scio recibe y da cuántos de energía para que los procesos biológicos reparen sus niveles de energía, creando así las condiciones favorables para recuperar la salud.
Para la medicina cuántica, la enfermedad es la incapacidad del organismo de mantener en armonía sus funciones, afectando a cualquier órgano o tejido.

El sistema Scio es un equipo generador de energía que es capaz de crear las condiciones adecuadas para que las alteraciones se equilibren y se restaure la salud. La acción terapéutica de la medicina cuántica que produce la biorresonancia son cambios celulares a nivel eléctrico y electromagnético que se manifiestan en todo el organismo. Mediante sensores conectados desde la superficie de la piel a un ordenador, se produce un proceso de biofeedback, es decir, recogida de información y envío de paquetes de frecuencias para repolarizar, estabilizar y ordenar el desequilibrio energético de esta persona.

Es un sistema indoloro, ya que el paciente está cómodamente estirado en una camilla experimentando una sensación de bienestar que proporciona esta armonización y reequilibrio.
Los efectos son inmediatos, aunque es necesario un número continuado de sesiones terapéuticas para normalizar procesos fisiológicos alterados de modo crónico.                                                               

En Novadona Espai de Salut integramos nuestros conocimientos como médicos holísticos a este modo de pre-diagnóstico y lo complementamos con las pruebas analíticas y complementarias que consideremos oportunas, pero muchas veces ahorramos costos y tiempo en el diagnóstico.

En los tratamientos también integramos nuestros conocimientos en Medicina homeopática, fitoterapia, homotoxicológía, terapia neural, de modo que conseguimos restablecer la salud logrando un equilibrio físico pero también emocional de los procesos que han causado la enfermedad, no sólo la desaparición de los síntomas.

Al lograr restablecer los procesos energéticos a niveles subatómicos, porque trabajamos con cuantos de luz, el equilibrio de los meridianos energéticos de la Medicina tradicional china y/o la Medicina ayurvédica es evidente.

Es un modo más completo de diagnóstico y tratamiento, muchas veces detectamos desequilibrios en fase subclínica, por ejemplo una intoxicación alimentaria, antes que dé síntomas (diarrea, vómitos, fiebre) y ponemos los medios para restaurar a la normalidad la función de los órganos afectados.


Otras veces trabajamos sobre patologías crónicas (fibromialgia), pero no intentando suprimir los síntomas (dolor) sino equilibrando el motivo (físico o emocional) que ha llevado al paciente a sufrir esta patología.

Es decir, no tratamos enfermedades, tratamos a personas con un entorno físico y emocional que les ha llevado a sufrir una patología y reequilibramos el organismo a nivel celular para que sea el propio organismo el que recupere la salud.
Tenemos muy presente que somos médicos, no dioses y que el paciente no puede poner sobre nuestra mesa su enfermedad, sino que juntos “ellos y nosotros” recuperamos su salud.

Detrás L´Illa Diagonal. Les Corts. Tel: 93 419 86 76
Barcelona. 

Sígueme en tu mail