viernes, 20 de julio de 2012

Salud ocular


Salud ocular

Los filtros protectores que se incorporan en los cristales de las gafas de sol, se utilizan para proteger nuestros ojos de las radiaciones solares nocivas, así como para reducir la fatiga ocular y mejorar la percepción visual.
Además, la utilización de cristales solares con protección se hace cada vez más necesaria debido a las condiciones actuales de la atmósfera.
Radiaciones solares
De todas las radiaciones procedentes del sol, las que pueden tener un mayor efecto sobre nuestros ojos son:
·         La radiación ultravioleta
·         La radiación visible
·         La radiación del infrarrojo
Tanto la radiación ultravioleta como la del infrarrojo son invisibles para el ojo humano, y son las que pueden perjudicar a nuestra salud ocular y por eso es necesario protegernos frente a ellas.
La radiación ultravioleta
Está dividida en tres zonas:
·         UVC
·         UVB
·         UVA
La parte correspondiente al UVC es filtrada por la atmósfera, por lo tanto no supone peligro para nosotros. Las radiaciones correspondientes al UVB y al UVA, sin embargo, sólo son filtradas parcialmente por la capa de ozono de la atmósfera.
Teniendo en cuenta el progresivo deterioro que sufre la capa de ozono, y que se trata de radiaciones nocivas, se hace necesaria la protección frente a ellas mediante cristales que filtren la transmisión de estas radiaciones.
Todos los cristales solares de Indo te protegen 100% contra las radiaciones ultravioleta UVA y UVB. Al igual que los efectos de la piel, el daño por radiación UV sobre los ojos es acumulativo. Hoy existe evidencia sobre el daño que producen las radiaciones UVA y UVB sobre el tejido ocular. Por eso las consultas por este concepto han aumentado en los últimos diez años en un 30%.

Los rayos solares son invisibles y la exposición prolongada a éstos podría producir a largo plazo cataratas y daños a la retina. Puede causar lesiones como queratitis, que es una dolorosa quemadura en la superficie corneal; pterigión, crecimiento de tejido que podría producir alteraciones de la visión e inflamación; y cáncer de piel alrededor de los ojos.
Con respecto a la retina y especialmente al área macular, la radiación UV está asociada como uno de los factores de riesgo de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE); una de las más importantes causas de ceguera.
La radiación Infrarroja
Aunque la radiación Infrarroja no se percibe como tan agresiva, se conoce su efecto pernicioso a altas dosis en casos extremos como trabajadores de altos hornos o soldadores que están expuestos a este tipo de radiación que emiten fuentes de materiales muy calientes.
A pesar de ello, existen estudios internacionales que alertan del efecto acumulativo de la radiación Infrarroja A+B en el tejido interno del ojo humano, especialmente el cristalino, en dosis del nivel que emite el Sol en ambientes no especialmente extremos. Actualmente el 54% de las radiaciones solares son de este tipo. Cuando las radiaciones Infrarrojas son absorbidas por el tejido humano, éste se calienta y puede causar cambios significativos a nivel celular. El cristalino y la retina absorben parte de esta radiación, pero también son parcialmente transparentes actuando como sistema óptico fuertemente convergente (+60 dioptrías). Esto implica que la densidad de radiación infrarroja por unidad de área que puede recibir la retina por exposición solar es muchas veces superior a las que recibe el resto del cuerpo.
Cuando se está usando una lente solar, ésta filtra la radiación visible bajando la luminosidad que recibe el ojo y provocando una dilatación de a pupila. Si esta misma lente no filtra simultáneamente la radiación IR, se está favoreciendo que entre en el ojo una cantidad de radiación IR superior a lo habitual ya que la pupila se encuentra anormalmente dilatada. Este efecto junto con el magnificador del sistema ocular humano es el que puede provocar un aumento significativo de la densidad de energía Infrarroja que recibe la retina.
Por estudios realizados en luz emitida por láseres, se conoce que la focalización de luz infrarroja sobre la retina con intensidades excesivas puede provocar aumentos puntuales y súbitos de temperatura que dañan el tejido ocular y pueden provocar zonas de menor sensibilidad visual que no se hacen evidentes hasta al cabo de varios años.

Clasificación de los filtros solares
La Norma Europea sobre gafas de sol establece una clasificación de los filtros solares en cinco categorías, determinando para cada una de ellas la absorción que deben proporcionar estos filtros frente a la luz visible.
·         Categoría 0:
Filtros con una transmisión entre el 80% y el 100%, es decir, dejan pasar al menos un 80% de la luz visible. Se emplean como protección en ambientes exteriores con poca luz y también pueden ser utilizados en interiores por personas que padezcan fotofobia.
·         Categoría 1:
Filtros cuya transmisión se encuentra entre el 43% y el 80%. Estos filtros resultan aconsejables para utilizarlos en ciudad.
·         Categoría 2:
Filtros con transmisiones entre el 18% y el 43%. Su utilización está recomendada para la práctica de deportes tales como: bicicleta, correr, etc…
·         Categoría 3:
Filtros con transmisiones de la luz visible entre el 8% y el 18%. Es aconsejable su utilización durante el verano en zonas muy soleadas, así como en la playa y la montaña. Es la categoría más usada
ya que normalmente cubre todas las necesidades.
·         Categoría 4:
Son filtros que poseen una transmisión entre el 3% y el 8%. Estas lentes son las adecuadas para zonas de alta montaña, la práctica del esquí y deportes acuáticos. Debido a la baja transmisión que presentan estas lentes, su uso está desaconsejado en la conducción.

El grado de oscuridad de las lentes de sol no es un indicativo de su nivel de protección, existiendo lentes muy oscuras que no absorben adecuadamente las radiaciones ultravioletas. En ese caso, su efecto es más perjudicial que beneficioso, ya que estas lentes hacen que pase a nuestros ojos menos luz visible, disminuyendo así nuestros mecanismos naturales frente a la luz (como la contracción de la pupila). Por este motivo, es peor llevar unas gafas de sol con una mala protección solar que no llevar ningunas. De ahí la importancia de adquirir las gafas de sol en establecimientos de especializados en óptica, y que estas gafas hayan pasado los controles de calidad necesarios.

Otros tipos de lentes coloreadas
·         Los filtros fotocromáticos son bastante utilizados por personas que necesitan llevar una graduación exclusivamente para visión lejana, pues les permite usar un solo par de gafas.
En ausencia de radiación solar estas lentes permanecen con un tono transparente, por lo que pueden usarse en interiores, y sólo se oscurecen cuando les da el sol, proporcionando entonces protección solar y mayor comodidad para el usuario.
·         Los filtros polarizados se utilizan para evitar deslumbramientos y reflejos producidos por el sol en las superficies..
Así, estos filtros son muy utilizados en deportes en los que existen estos reflejos como deportes náuticos y de invierno.
También son muy aconsejables para la conducción, ya que evitan los reflejos producidos tanto por la carretera como por otras superficies, como la parte delantera del vehículo.
Diferencias entre los colores
El color del filtro no es un indicativo de la protección a la radiación solar y será elegido en función de las necesidades de cada uno. Los filtros que podemos encontrar son fundamentalmente: marrón, verde y gris.

·         El filtro marrón es el que más altera la percepción de los colores, aunque también mejora los contrastes. Suele utilizarse para los deportes de invierno y en la montaña.
·         El filtro verde produce una visión con poca alteración de los colores, se recomienda especialmente para los deportes náuticos aunque es adecuado para todo uso.
·         El filtro gris es el que permite la percepción de los colores de una manera natural, tal y como son. En este sentido es el más recomendable, proporciona además una gran comodidad durante la conducción y en periodos prolongados de uso.

Info facilitada por Indo ©

Sígueme en tu mail