martes, 25 de septiembre de 2012

Tan Tan ¿Quién es? El otoño otra vez.


¡El otoño ya llegó!




Tan tan
¿Quién es?
El otoño otra vez
¿Qué quiere el otoño?
El frescor de tu sien
No te lo quiero dar.
Yo te lo quiero quitar.
Tan tan
¿Quién es?
El otoño otra vez
Federico García Lorca

Ya está aquí el otoño. Fin del verano y vuelta al cole, las rutinas, el trabajo...


Todavía podemos disfrutar de algunas frutas, pero esto se acaba: Ciruelas, melocotones, judías, tomates de fin de verano y llegan los higos, uvas y setas y frutos secos: nueces, castañas, avellanas.

Los nutrientes en esta época nos han de aportar vitaminas del grupo B, minerales (fósforo, potasio, magnesio, zinc, cobre), vitaminas C y E y ácidos grasos mono y poliinsaturados, que es lo que necesita nuestro sistema inmunitario para prepararse ante la llegada del frío y los catarros.

Para combatir la astenia otoñal que está más bien causada por el retorno a las rutinas y obligaciones y al esfuerzo mental y concentración que exigen el estudio y el trabajo, es necesario llevar una alimentación que cuide nuestros neurotransmisores.
Por otro lado el cambio horario también altera nuestros biorritmos y nuestro estado anímico.


En ocasiones es necesario suplementar con micronutrientes que nos aporten precursores del ácido glutámico, como la L-glutamina, la vitamina C, para frenar el exceso de funcionamiento de las suprarrenales como respuesta al estrés y cómo no fosfolipidos, los mismos que componen las membranas neuronales y que van a formar la mielina. Además debemos proteger al cerebro con antioxidantes y prevenir el daño neuronal de una posible hipoxia, en pacientes mayores. El Ginkgo biloba es un buen aporte antioxidante y tiene un efecto sobre la microcirculación, además promueve la síntesis de neurotransmisores y regula el exceso de cortisol.

En cuanto a nuestro sistema inmune, podemos reforzarlo con Vitamina D, que activa sobretodo las células T. También es muy útil reforzarlo con betaglucanos de origen natural (Sacharomyces cerevisiae) procedente de la levadura de pan que estimula los macrófagos y éstos a las citoquinas.

Y para los que sufren alergias que se recrudecen en otoño muy útil el aporte de L- metionina, un aminoácido esencial que debe ser aportado por la alimentación. Es un aminoácido azufrado que fluidifica el moco y desintoxica de histamina, interesante el aporte cuando se toman antihistamínicos para evitar algunos efectos secundarios.



Si se agravan los problemas de ansiedad, nerviosismo, insomnio, recordad la Valeriana como sedante y tranquilizante, e inductor del sueño y el GABA, neurotransmisor inhibitorio con efecto tranquilizante sobre el sistema nervioso central. Si no nos sentimos identificados con ninguno de los anteriores micronutrientes, puede sernos útil la hoja de té verde, L- teanina. Va bien a personas “aceleradas”, “sobrecargadas” que se colapsan ante un nuevo cambio de hábitos y ritmo. Se toma 30 min. Antes de dormir. La L- teanina es muy relajante y calmante, reduce el estrés, mejora la calidad del sueño, el aprendizaje, la concentración y reduce los efectos adicionales al consumo de cafeína.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejarnos un comentario.

Sígueme en tu mail