miércoles, 3 de octubre de 2012

La clave de la salud está en alcalinizar


La clave de la salud está en alcalinizar


El ritmo de vida actual, la alimentación, la toxicidad ambiental, el estrés...
nos acidifican. 



El pH del agua es neutro pH 7.El pH de nuestra sangre debe mantenerse entre 7,35 y 7,45, es decir, ligeramente alcalino.

Para que te hagas una idea, el pH de la coca-cola es 2,5 debido al ácido fosfórico que contiene, esto quiere decir que es 45.000 veces más ácida que el agua. Necesitamos 32 vasos de agua para equilibrar la acidosis que produce. El pH de la carne de vaca es 5,4 por el ácido úrico, ácido láctico y purinas que contiene.

El estrés, los malos hábitos dietéticos (dieta muy rica en proteínas, una disbiosis intestinal, el ejercicio intenso, los tóxicos ambientales, los fármacos y la edad tienden a acidificarnos). Nuestras células producen un excedente de iones H+ que se van acumulando en la Matriz Extracelular

Nuestro organismo tiene mecanismos de compensación: a través de pulmones y riñones va eliminando H+. Cuando eso es insuficiente los sistemas tampón del organismo: fosfatos y bicarbonatos neutralizarán estos H+ y si esto no es suficiente, van a salir de forma patológica del hueso Ca++ y Na+ como modo de neutralización compensadora. Esto va a contribuir a la osteopenia y osteoporosis, perdiéndose masa ósea.

Las neurotoxinas y productos metabólicos finales del estrés psíquico y emocional, son ácidos. El exceso de ejercicio produce un aumento de radicales ácidos. Por eso los atletas toman alcalinizantes. Si hay disbiosis intestinal se van a producir productos de descomposición acidificantes. En situaciones de normalidad, nuestro organismo va compensando esta acidosis, pero en el momento que la función renal o respiratoria “pinchan” tenemos que recurrir a otros mecanismos.

Una dieta rica en hidratos de carbono refinados, grasas y/o rica en proteínas de origen animal, o una sobrealimentación también hacen bajar el pH.



Los tóxicos ambientales también perjudican a la función mitocondrial, desviando la respiración aeróbica a situaciones de glicolisis, cuyo producto final el lactato va a acidificar.

Con la edad también perdemos flora beneficiosa, bifidobacterias y sufrimos déficit de minerales acidificantes.

Debemos ingerir alimentos alcalinizantes, aquellos que poseen Calcio, Magnesio, Sodio y Potasio.





Son alimentos alcalinizantes: los vegetales (la reina es la espinaca, pero en crudo!), la fruta, los zumos de frutas.

Una situación mantenida de acidosis va a agotar nuestros sistemas compensadores y a  producir:

·         En sist nervioso: irritablilidad, ansiedad, agresividad insomnio, hipo/hiperactividad.
·         En piel: hiperseborrea, eccemas, micosis, caída del cabello.
·         A nivel endocrino: hipertiroidismo, alteraciones menstruales, hipercolesterolemia, esterilidad.
·         A nivel musculo esquelético: gota. Mialgias, calambres, enfs reumáticas
·         A nivel digestivo: Acidez gástrica, dispepsia, estreñimiento, somnolencia postprandial.
·         Y a otros niveles: inmunodeficiencias, enf periodontal, gran sensibilidad al dolor que mejora corrigiendo la acidosis, celulitis...


·         A la larga se va a producir caries y osteoporosis por agotamiento del sistema tampón del hueso.





Tenemos una manera muy sencilla de determinar esta acidificación: tomando cada mañana con tiras reactivas el pH del segundo pis de la mañana.

También podemos medir el pH en heces: si es ácido indica que está ocurriendo una fermentación de los hidratos de carbono con formación de sustancia ácidas. Y si es muy alcalino que está teniendo lugar un sobre crecimiento de proteolíticos, con aumento de producción de aminas biógenas y amoníaco.



La solución:

·         Empezar el día con un zumo de pomelo.

·         Disminuir las carnes rojas y azúcares refinado.
·         Hacer ejercicio físico con moderación.
·         Gestionar el estrés y las emociones “tóxicas”
·    Estimular la eliminación de ácidos con saunas y baños de vapor
·   Tomar minerales alcalinizantes en forma de carbonatos y bicarbonatos de Calcio, sodio, magnesio y potasio.

Dra. Inma González
Tel. 934198676

20 aniversario! Novadona Espai de Salut
Social media

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejarnos un comentario.

Sígueme en tu mail