viernes, 21 de noviembre de 2014

Hiperpermeabilidad intestinal y salud

Hiperpermeabilidad intestinal y su papel en la salud

“Todas las enfermedades comienzan en el intestino” Hipócrates, 460-370 a.C.

Nuestro intestino actúa  como barrera frente a las agresiones de microorganismos, sustancias químicas y toxinas. Para ello se protege mediante de un “betadine intrínseco” que es la producción de Inmunoglobulina A, una barrera antigénica específica para antígenos particulares y también mediante la producción de moco y bicarbonato, que se verán alterados por la toma de aspirina y otros antiinflamatorios, así como de antitusígenos, etc...





Cuando la barrera mucosa se altera por diferentes motivos (fármacos, ayuno, nutrición enteral, inmunosupresión, infecciones locales, estrés, alteración de la flora intestinal..., se provoca un aumento de la permeabilidad vascular, edema y pérdida de células epiteliales y vellosidades y un paso de microorganismos intestinales hacia el organismo, causando enfermedad.




Si preservamos un correcto revestimiento de nuestra mucosa intestinal mejoramos la digestión, absorción de nutrientes y en consecuencia, al tener una digestión más saludable incrementamos nuestros niveles de energía, mejoramos nuestro estado anímico, reducimos el estrés, tenemos un sueño más reparador, un sistema inmunológico más fuerte, un mejor control del peso y una vida social más reconfortante (la imagen que proyectamos de salud la facilita).

Factores que aumentan la permeabilidad intestinal:

-Consumo excesivo de grasas saturadas animales.
-Aporte insuficiente de ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 y Omega-6.
-Insuficiente aporte de Vits. A,C y E.
-Consumo excesivo de proteína animal: flora putrefactiva. Las frutas, verduras y cereales integrales promueven el desarrollo de bacterias intestinales beneficiosas como Lactobacillus acidofillus y Bifidobacterium, que ayudan a protegernos de Clostridium y E. Coli.
-Antibióticos, aspirina y antiinflamatorios no esteroideos dañan la mucosa.
-Intolerancias alimentarias: gluten, lactosa, caseína...causan fermentaciones produciendo subproductos como el alcohol que irritan la mucosa.
-Consumo de alcohol: incrementa la producción de citoquinas proinflamatorias.

Si mantenemos un sano sistema inmune, reducimos el estrés y llevamos una dieta equilibrada, mantenemos nuestro sistema digestivo sano.


Es uso de prebióticos y probióticos y el aporte de micronutrientes indispensables para la salud de nuestra mucosa van a garantizar su integridad.

Micronutrientes para la salud de la mucosa intestinal:

L- Glutamina: es una aminoácido no esencial, que representa una fuente de energía rápida para células de división rápida como son los enterocitos, colonocitos, fibroblastos, y también para células del sistema inmunitario: linfocitos, macrófagos...


La Glutamina es clave para la integridad de la barrera intestinal y si complementamos nuestra dieta con su aporte beneficiamos a la mucosa digestiva y al sistema inmune.
Además su aporte va a aumentar los niveles de glutatión, potente antioxidante.

Bibliografía:

.Dignass AU. Glutamine enhances epithelial wound healing in vitro. Clin Nutr 2000;19(1):22.

.Ochler R, Eliasen-MunK M, Brabec M, Gerner C. Supplementation of glutamine to monocytic cell cultures prevents apoptosis and stimulates specifically the expression of heat protein. Clin Nutr 2000;19(1)22.


.Velasco F Nicolás. Barrera intestinal del paciente crítico: realidades y tendencias. Rev. méd. Chile  [revista en la Internet]. 2006  Ago [citado  2014  Nov  21] ;  134( 8 ): 1033-1039. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872006000800014&lng=es.  http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872006000800014


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejarnos un comentario.

Sígueme en tu mail